Bruselas, además de ser la capital del Bélgica, se ha convertido en el corazón de Europa. Mucha gente se preguntará como una ciudad con más de 170.000 habitantes se convirtió en el centro político de 475 millones de europeos que suman los 28 países miembros de la Unión Europea.

Se tiene que retroceder a 1947, cuando Churchill pronunció la palabra “Estados Unidos de Europa”. En 1949, BENELUX (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo) junto a Gran Bretaña y Francia plantaron la semilla creando la Unión Europea Occidental. Así nació lo que hoy es la Unión Europea (UE).

Se empezó a crear una estructura burocrática, con organismos permanentes que se asentaron en aquel momento, en la capital belga. En 1958, se funda la Comunidad Económica Europea (CEE), que después de largas negociaciones, se cerró con el Tratado de Roma.

La adhesión de más países a la CEE, durante los años venideros, obligó a ampliar las estructuras de gobierno del nuevo estado europeo e incrementar el número de funcionarios con el fin de gestionar las políticas comunes de la Unión. Cada vez más, empresas y lobbies (grupos de presión) se iban instalando sus sedes en Bruselas. Un hito histórico y muy beneficioso para la capital belga fue el traslado de la OTAN en 1966. Este hecho y por los altos costes económicos que generarían el traslado de la sede de la UE a otra ciudad fueron decisivos para que en 1992 se decidiera nombrar oficialmente Bélgica sede de la Unión Europea.

¿Se pueden visitar las instituciones europeas?

La EU está haciendo un gran esfuerzo en promover que los ciudadanos europeos participen en las actividades que realiza la Unión Europea y puedan visitar las  instituciones.

CASA DE LA HISTORIA EUROPEA

En este museo, sito en el edificio Eastman de estilo Art Déco, se pueden encontrar objetos procedentes de los 28 países que conforman la UE y a través de ellos se explica la historia europea. Un museo imprescindible para entender los movimientos políticos y sociales del viejo continente. La entrada es gratuita.

PARLAMENTARIUM

En este edificio, se explica de forma interactiva, con una pantalla panorámica 360º, el funcionamiento del Parlamento Europeo. Un museo para todos los públicos y una zona para que los más pequeños puedan aprender con mecanismos más intuitivos a través de juego de roles. La entrada es gratuita.

ESTACIÓN DE EUROPA

Este edificio se encuentra en la animada plaza Luxemburgo, donde muchos de los trabajadores de la UE se reúnen después del trabajo. En la antigua estación Bruxelles-Luxemburg se encuentran todos los materiales informativos sobre los edificios de la Unión Europea y el mejor punto de encuentro para comenzar las visitas. También la entrada es gratuita.

EDIFICIO EUROPA

Este edificio es la sede del Consejo Europeo y el Consejo de la Unión Europea.

Además es uno de los más característicos de la arquitectura contemporánea de Bruselas. Este espectacular edificio 

está compuesto por 3.750 marcos de ventanas reciclados y por las noches se ilumina por 374 tubos LED. George Meurand fue el diseñador del interior del edificio y se integra con el Résidence Palace, de estilo Art Déco, creado por el arquitecto Michel Polak entre 1922 y 1927. Este edificio se abre una vez al año, en el Día de Europa.

PARLAMENTO EUROPEO

Esta es la sede del parlamento transnacional más grande del mundo. No hay canal de informativos que, al menos una vez al día, haga referencia al Parlamento Europeo y saque alguna imagen del edificio. Este es el corazón de la democracia en Europa y cualquier persona puede asistir a un pleno, previa petición. A través de las visitas guiadas se puede conocer el funcionamiento de la cámara, sus competencias e historia de la UE. No sé necesita reservar previamente salvo que sean grupos de más de 10 personas. Es necesario el carné de identidad y la entrada es gratuita.

Compartir