La región de Tánger-Tetuán se ha convertido en el nuevo lugar de peregrinaje de para muchos turistas y empresarios europeos. Con una población que alcanza casi los tres millones de habitantes, esta zona disfruta de un patrimonio natural y cultural único. Además, gracias a la estabilidad socio-política de la zona,  estas dos ciudades se han convertido en el punto de mira de los inversores europeos. Por este motivo, en mayo de 2013, el gobierno aprobó el Plan Estratégico 2020, el cual persigue acometer grandes reformas a nivel de infraestructuras, rehabilitación urbana y de equipamientos culturales.

Para los eco-turistas que buscan tranquilidad y naturaleza, esta región cuenta con una red de ecosistemas protegidos como el Parque Natural de Bouhachem, el Parque Nacional de Talassemtane y la Cordillera del Riff. Los turistas más urbanitas tienen dos ciudades de parada obligatoria, Tánger y Tetuán.

Tánger. La ciudad de Tánger ha seducido a los más grandes artistas europeos como los pintores Matisse o Delacroix, que pasaron grandes temporadas en esta ciudad. A partir del siglo XIX, las naciones europeas multiplican sus misiones diplomáticas y comerciales en Tánger. En 1906, en la Conferencia de Algeciras contemplan un estatus especial para la ciudad y en 1925 se convierte en una zona franca.

La ciudad antigua o también llamada la Medina, es uno de los lugares donde antiguamente se gestaban las más grandes conspiraciones políticas del nuevo ordenamiento mundial de principios de siglo y durante la Guerra Fría. Sus callejuelas, con pequeños comercios y sus pasajes estrechos, dan una idea de lo que fue aquella época. El zoco es el lugar más frecuentado por los lugareños. Tampoco hay que perderse la ciudad moderna, un legado arquitectónico de la época colonial construido en los años 30 por los franceses. En toda la ciudad está lleno de cafés y comercios de artesanía local.

¿Qué visitar en Tánger?

Museo del Legado Americano. Es un edificio ubicado en la medina. Fue la primera propiedad pública de Estados Unidos que conmemora las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Dar el Makhzen. Fue el palacio del sultán (o gobernador) que data del siglo XVIII, bajo el gobierno del sultán Moulay Ismal, después de la expulsión de los ingleses de la ciudad en 1687.

Punta Malabata. Es un cabo situado a 10 kilómetros de Tánger, muy cerca del Estrecho de Gibraltar. En los límites del acantilado se construyó un hermoso faro y un castillo de principios del siglo XX.

La Gruta de Hércules. Unas cuevas a 14km de Tánger. Estas grutas tiene curiosas formas que fueron creadas por la erosión del viento y del mar.

La Medina. Centro histórico de la ciudad. Imprescindible visitarlo.

Gran Zoco. Es un típico mercado donde podrás encontrar de todo. Es un mercado muy alegre, repleto de colores y aromas.

¿Dónde dormir?

El Minzah Hotel Tangier by Le Royal Hotels & Resorts. Es uno de los hoteles más bonitos en los cuales he dormido. Por aquí han pasado infinidad de artistas como Rock Hudson, Jean Claude Van Damme, Jacques Cousteau y muchas otras. Sus habitaciones son pequeñas joyas arquitectónicas decoradas al puro estilo marroquí.

¿Cómo llegar? 

  1. Por avión. Vueling
  2. Por barco. Trasmediterranea tiene una ruta de Algeciras a Tánger. Si vais en barco no dudéis en ir en coche. Vale la pena visitar los alrededores de la ciudad.
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>